miércoles, 2 de febrero de 2011

E-Books I: Formatos

La sección literaria ha estado floja por culpa de la Vida Real: último trimestre del 2010 en lo laboral y vacaciones 2011 en lo personal.

Sin embargo, ya de vuelta e instalado (bueno, más o menos) es hora de retomar la esencia de este blog, comenzando una serie que tenía largamente postergada y que debiera estar en el corazón de esta sección: los llamados e-books o libros electrónicos.

Si dijera que más de tres cuartas partes de lo que he reseñado en este blog proviene de la lectura de libros en formatos electrónicos, nadie se sorprendería.

Si agregara que la lectura ha sido hecha mayoritariamente en dispositivos móviles PDAs de Palm modelos Vx, Tungsten T, TX (y en ese orden) la apreciación ya cambia ¿no?

El hecho es que los dispositivos móviles, pese a sus limitaciones de tamaño de pantalla y tipografías reducidas, nos permiten disfrutar (con sus bemoles) de la lectura en cualquier parte y en cualquier momento.

Esto no es poco para quienes contamos con poco tiempo para leer y debemos por ende aprovechar los "momentos muertos" de cada día: el transporte público, la espera antes de una reunión, algún almuerzo en solitario...

...pero basta de elegías y entremos en materia. Paso a exponer aquí los principales formatos de archivos para libros electrónicos con los que he tenido el gusto de leer en los últimos 6 años. El lector sabrá apreciarlos o no y ver si le resultan cómodos o de su gusto.

Formatos Clásicos

Estos formatos son hijos de la informática más que de la literatura, por lo que si bien no fueron pensados para la "lectura móvil" se prestan fácilmente para ello... si se cuenta con el dispositivo y el software adecuados, claro está.


  • TXT: el también llamado "texto simple" tiene la ventaja de ser ampliamente disponible como contenedor de libros y su soporte es casi universal pues no existe plataforma informática que no tenga un lector de texto. Se puede comprimir muchísimo, lo que nos evita problemas de memoria. Sin embargo, por su sencillez, depende fuertemente del software que lo despliega para resolver temas de paginación, diagramación y tipografía. Carece de ilustraciones.

  • RTF: Formato de texto enriquecido. Es el "hermano mayor" del texto, junto con DOC (su "primo" de Microsoft) tanto por su popularidad y universalidad como por su completo manejo de paginación, ilustración, diagramación y tipografía. También posee un alto grado de compresión (salvo ilustraciones).

  • HTML: es el formato por excelencia de la World Wide Web apenas más popular y universal que el texto. Maneja mucho mejor los aspectos ilustración, diagramación y tipografía. La paginación, en cambio, se consigue con tablas de contenido más bien engorrosas o con múltiples archivos. También posee un alto grado de compresión (salvo ilustraciones).

  • PDF: Adobe Portable Document es probablemente el mejor de los formatos que no fueron expresamente creados para la "lectura móvil". Tiene un inmejorable manejo de paginación, ilustración, diagramación y tipografía amén de que el software de lectura que lo aprovecha suele estar altamente potenciado para la búsqueda y la referencia. Su grado de compresión es de medio a bajo, especialmente cuando hay ilustraciones. Cabe destacar que si contamos con una pantalla QVGA (320 x 240 o parecida) el software deberá hacer malabares para desplegar el texto sin destruir la diagramación...


Formatos Nativos

Estos formatos fueron creados pensando en la "lectura móvil" por lo que en general tienen un estupendo manejo de paginación, ilustración, diagramación y tipografía y aunado con amplias facilidades para la búsqueda y la referencia. En general, ninguno de estos formatos permite una buena compresión.

Suelen asociarse en principio a software específicos por lo que quien esto escribe a menudo debe usar software de conversión para poder leerlos en su PDA; en plataformas más modernas, como teléfonos inteligentes y lectores de libros, existen multitud de programas que los leen en forma nativa.


  • LIT: Microsoft Reader es uno de los formatos nativos más antiguos, creado en el año 2000. Estaba pensado originalmente para su uso en PDAs pero puede usarse en múltiples dispositivos móviles modernos.

  • ePub: Electronic Publication es un formato libre basado en XML con tres estándares de código abierto (open source), como son Open Publication Structure (OPS), Open Packaging Format (OPF) y Open Container Format (OCF). Libros creados en este formato pueden funcionar indistintamente en diferentes lectores y dispositivos, a diferencia de los libros bloqueados con DRM como los ofrecidos por distintas librerías en línea.

  • fb2: FictionBook es un formato XML donde cada elemento del libro es descrito por etiquetas lo que consigue una alta precisión de mantenimiento de la estructura del libro acompañado de la prestación de esfuerzo de conversión (incluyendo automático) de los archivos FictionBook a otros formatos populares: TXT, DOC, RTF, HTML, etc.


Estos son los formatos con los que un servidor ha alimentado su PDA y su mente con lo más dilecto, predilecto y a veces infecto ;-) de la literatura. Sin estos formatos y la maravilla de los libros electrónicos, habría leído muy poco en la última década y este blog probablemente ni siquiera existiría.

En las siguientes entregas de esta serie abordaremos otros temas asociados: software de conversión de formatos, dispositivos de lectura y lo más importante de todo, las bibliotecas digitales, sin las cuales quien suscribe tampoco habría tenido mucho que leer...

4 comentarios:

  1. Yo también leía libros en una Palm Zire 71. De hecho leí el Código Da Vinci cuando salió (menos mal, así no quedó evidencia física).
    Ahora uso Mobipocket en un Blackberry, probablemente de los peores dispositivos si se piensan para lectura de libros.

    ResponderEliminar
  2. Yo reconozco que he sucumbido al encanto de los eBooks... ayer mismo me compré un Sony Reader. ¡Qué bien se lee en ése bicho! No cansa la vista, pesa poquísimo... pero me seguiré comprando libros, solo que ahora no me dará pereza leerme PDFs ni TXTs por pantalla.

    ResponderEliminar
  3. Erich, en efecto, una de las ventajas de estos bichos es que uno puede leer en público cosas que, por pudor, uno no podría leer en formato de libro.

    En particular, he leído muy buena literatura (digo, con contenido, mensaje y entretenida) que habría pasado por ñoño de haberla leído como libro normal...

    ...que sí, que soy ñoño, pero no es cuestión de andarlo publicitando todo el tiempo ¿no? :-P

    Sobre el "Crack"Berry, ya comentaremos en otro post de la serie ¡no nos adelantemos, que tengo reservar material para el blog, caramba! ;-)

    Saludos,

    [INCANUS]

    ResponderEliminar
  4. Xavi:

    Me alegro que hayas encontrado "tu" e-reader y que lo disfrutes, macho, pero...

    ...¡Joder! ¡Que os estoy diciendo desde la última línea de este artículo que luego paso a lo de los dispositivos!

    Como sigáis así, luego ya nadie comenta nada ¿¡y en qué queda la popularidad del blog!? X(

    Estoy bromeando, por supuesto: me encanta que el blog os guste al punto de dejar comentarios. Ya me diréis qué os parece el resto de la serie de artículos.

    Saludos,

    [INCANUS]

    ResponderEliminar