viernes, 30 de abril de 2021

Creando una aventura de texto I: motivación e inspiración

Introducción

Como anuncié anteriormente, comenzaré una serie de artículos en los que me referiré a mi proceso creativo (etapas y tareas) para crear una aventura de texto.

La idea rondaba hace ya un tiempo en mi cabeza y miembros de la comunidad me han indicado que este tipo de literatura puede ser de utilidad a los que se están iniciando en estas lides o desearían hacerlo; nada me gustaría más que apoyar a esos incipientes autores, máxime desde mi propia experiencia.

En general, salvo que sea imprescindible o en verdad relevante, evitaré en esta serie la alusión a tecnologías de implementación o sistemas de autoría específicos, concentrándome en cambio en las consideraciones, dificultades y tareas creativas asociadas a mi propio proceso creativo.

Iniciaré la serie con lo que probablemente sean los aspectos más imprecisos y a la vez más trascendentes: motivación e inspiración.

Advertencia

En adelante, en este artículo y en la serie, por consideraciones de tiempo de escritura usaré los términos "aventuras" o "aventura" a secas (o incluso la abreviatura "A.") para referirme a la o las aventuras de texto, sea como el "juego" resultante del proceso o en cuanto a fenomenología creativa (ejem).

Estoy perfectamente consciente de que puedo estar pasando a llevar convenciones o consideraciones muy caras a los puristas del lenguaje y/o de la ficción interactiva, pero esa discusión no atañe a este blog ni a quien esto escribe... y acaso tampoco en demasía a mis lectores, ya que estamos.

Motivación

En mi caso, la principal razón para crear aventuras es el deseo de contar historias, con el añadido de que, tratándose de ficción interactiva, se trata literal y literariamente de más de una sola historia, con un componente de desarrollo y expresión narrativos importante.

Hago esta puntualización porque no necesariamente una aventura tiene por fuerza que tener un origen o una expresión literaria o narrativa importante o como elemento imprescindible. Existen y existirán estupendas y muy disfrutables aventuras donde la literatura (los textos desplegados) será escaza o la justa, sin que ello sea detrimento del resultado ni de su experiencia lúdica o interactiva.

Por el contrario, hay situaciones e interacciones de una aventura que deben resolverse en forma tersa, breve o hasta escueta, ya sea por necesidad de la historia,  para no echar a perder la experiencia de la A. o derechamente por el estilo del autor.

En efecto, para el autor de este blog este es un aspecto delicado a tener en consideración, toda vez que la narrativa interactiva tiene sus propias reglas y equilibrios, precisamente para que la ficción no ahogue lo interactivo... ni vice versa.

Resumiendo: lo que me mueve a crear aventuras es el deseo de contar historias, historias que se abren y se ramifican en la medida que son experimentadas por el lector.

Inspiración

Lo único coherente que he destilado después de varios años de autoría de aventuras es que en esto de la inspiración lo único que está vetado es precisamente el vetar fuentes de inspiración.

Cada cosa que el autor haya vivido, escuchado, visto, imaginado, leído o escrito anteriormente es una fuente válida de inspiración y es de hecho problemático el poner cortapisas en este sentido. Incluyo como limitación innecesaria, por cierto, el socorrido y peliagudo tema de la originalidad, copia descarada aparte, claro está.

Si bien este asunto fue desarrollado anteriormente en este blog, haciendo una "raya para la suma" es absolutamente imposible ser completamente original en una expresión creativa cualquiera pero máxime en las aventuras, precisamente porque para ser entendidas o acaso disfrutadas se requiere (en mi opinión, pero...) de un sustrato mínimo o común entre autor y lector cual es, a saber, el lenguaje.

El lenguaje y los mundos que crea o comunica deben tener necesariamente elementos familiares o asimilables por lector y autor. Sin duda, si yo grth kjlo gef driwe garuda tolkuato y por su parte el lector nmje qwet ñolka zemjo kenpli chamero entonces wref nokto klenko... pero si lo anterior pudiera ser glosolalia aleatoria (creo) no sería original, mucho menos si estamos hablando de un relato interactivo "disfrutable" más allá de la experimentación o la psicodelia.

Como se deduce, esto de la inspiración no es un tema resuelto ni fácil, toda vez que en el caso de las A. el autor deberá llegar desde la idea o inspiración "germen" a la historia interactiva, con todas sus "partes y piezas" que dilucidaremos en los siguientes artículos de esta serie...

...y para aquello el autor no podrá, por fuerza, inventarlo todo de cero en pos de una originalidad (reitero) inútil y hasta contraproducente como cota para la inspiración.

Para concluir: si un o una [lo que sea] lleva al autor a querer crear una aventura, aquello es inspiración válida, sea esta original o no.

Con esto concluye el primer artículo de la serie. En el próximo episodio explicaré cómo hago para concretar esa inspiración en una aventura.

¡Hasta pronto!

lunes, 26 de abril de 2021

El podcast del Carrascosa: Lovecraft, H. P. Lovecraft

En esta ocasión traigo a su atención y disfrute el "El podcast del Carrascascosa", ya visitado en este blog, que en el segundo episodio de su segunda temporada nos presenta a H. P. Lovecraft: su persona, su obra y la influencia que ha tenido no solo en lo literario sino también en lo lúdico, que es lo que por otra parte suele ocupar a ese canal.

Conoceremos así diversas obras de ensayo, del propio Lovecraft y de terceros, que nos permitirán entrar en el universo del autor, particularmente el del ciclo de relatos de Cthulhu, absolutamente imprescindibles si se quiere conocer la literatura moderna de horror y que ciertamente tienen su aparición (y no escaza) en este blog.

Nos asomaremos también al mundo de los juegos de rol inspirados en la obra de Lovecraft, incluyendo versiones gratuitas a las que el propio Carrascosa se dispone a aportar con un módulo de su puno y letra.

El episodio se pasa volando y, como suele, nos deja con ganas de saber, leer y conocer mas.

Un estupendo aporte, en resumen, sumamente recomendable para los quieran acerarse a la obra de H. P. Lovecraft.

sábado, 24 de abril de 2021

Orgullo y prejucio y zombis: Jane Austen no lo escribió exactamente así

En esta oportunidad voy a darle espacio a algo leve o, al menos, algo que de solemne creo que tiene muy poco.

En otra reseña hice notar que (en general) no me gustan los pastiches, pues tienen la tendencia a ser "ni chicha ni limoná" como decimos en Chile: no se respetan o más bien se atropellan las claves de los géneros que se intentan amalgamar, con resultados acaso dispares cuando no derechamente decepcionantes.

No es, sin embargo, el caso de la novela "Orgullo y prejuicio y zombis" (Pride and Prejudice and Zombies), originalmente escrita por Jane Austen y adaptada luego a la temática de zombis por Seth Grahame-Smith.

Esta no es la primera (ni ha de ser la última) adaptación alternativa de los trabajos de Austen, pero siendo de las más recientes resulta, cuando menos, un tanto peculiar...

La narración nos sitúa en la tranquila población inglesa de Meryton, cuya paz bucólica se verá interrumpida por brotes de una plaga de muertos vivientes que está asolando la isla británica. Frente a semejante amenaza, no queda otra cosa por hacer que mantener la serenidad y la calma, para luego tomar armas y defender la honra y la vida como es debido.

En este cometido, las hermanas de la familia Bennett de Longbourn están a la cabeza de su sociedad inmediata, siendo ejemplo eficaz y decoroso de cómo protegerse ellas mismas y a sus semejantes de tales embates, evitando así la desagradable inconveniencia de volverse bestias descerebradas que sólo tienen como aspiración, irónicamente, la adquisición de cerebros ajenos por vía de la ingesta oral; rara vez con el consentimiento del donante, dicho sea de paso.

Elizabeth Bennet, la mayor de sus hermanas, es parangón, ejemplo y admiración tanto de su familia como de sus vecinos. Su empeño, sin embargo, se verá interrumpido y hasta perturbado por la llegada del caballero Fitzwilliam Darcy, cuyos modales arrogantes y su eficacia en el combate de los muertos vivientes traerán zozobra a la vida de "Lizzie", de por sí complicada con sus obligaciones familiares y sociales.

Comenzarán entonces una serie de lances (alternados) de cortejo y combate, en los que el señor Darcy y la señorita Bennet deberán enfrentar una serie de obstáculos para lograr estar juntos: el orgullo de Darcy, los prejucios de Elizabeth, amén de las presiones que implican las intrigas de las familias de ambos que desean (o no) la unión de los jóvenes... y de los monstruos que desean devorarlos a todos, sean de la familia que sean.

Estamos frente a un curiosísimo ejercicio de edición literaria, toda vez que la prosa de Austen se mantiene lo más intacta posible, salvo cuando Seth introduce su pluma irreverente para agregar la temática de muertos vivientes a lo que en principio es un relato romántico correctamente ambientado en el período de la regencia.

El resultado es una narración notable en su humorismo y horror, que sin llegar a la sátira o al morbo, nos mantiene en vilo con los encuentros y desencuentros de dos enamorados que deben superarlo todo y a todos (incluidos ellos mismos) para alcanzar su felicidad, digan lo que digan las convenciones sociales y la muerte que los rodean, a cuál más implacable.

Lectura sumamente recomendable, especialmente para solaz y disfrute en estos tiempos tan difíciles. Ahora bien, si el lector cree que hay cosas que no deben nunca ser tomadas en broma, la lectura de este libro va especialmente recomendada.

lunes, 19 de abril de 2021

"Bueno, estoy de vuelta otra vez" (disculpa la repetición, Sam)

Cuando retomé el blog el año pasado lo hice escencialmente con tres objetivos:

  • Recobrar el hábito de la escritura mediante las reseñas literarias.
  • Volver a tomar contacto periódico con la comunidad de ficción interactiva de habla hispana y reflejar eso en el blog.
  • Regresar a la creación de relatos interactivos.
Estos objetivos se han cumplido muy satisfactoriamente para mí y (modestia aparte) también para el resto de mis lectores, al menos si me baso en las estadísticas de acceso al blog y a mis trabajos publicados, ya sea vía itch.io, facebook, mi web y demás canales.

Si bien logré publicar "Memoria", un hiperrelato tipo librojuego en Squiffy, faltaba aún una tarea a abordar para sentir que estaba (como alguna vez dijo Samsagaz Gamyi) de verdad de vuelta: crear una nueva aventura de texto.

Fruto de mis recientes contactos con la comunidad he "redescubierto" el lenguaje Inform 6 (con la librería en español INFSP) y puedo anunciar con mucho agrado que ya estoy trabajando nuevamente en una aventura de texto de argumento original, con (espero) buena literatura pero ciertamente con su dosis de puzzles interactivos para los que gustan de ese elemento fundacional de las aventuras.

En razón de esto, iniciaré en el blog una serie de artículos sobre mi proceso creativo para crear una aventura: sin "spoilers" pero sí incluyendo lo que he aprendido con la perspectiva de años de oficio... y un periodo de inactividad más bien largo.

Será un viaje de regreso a crear y a aprender: el mejor de los periplos, sin duda.

¡Hasta pronto!

domingo, 18 de abril de 2021

Sea of Rust: ni tres leyes de robótica ni que nada

Volviendo a uno de los géneros más visitados de este blog, en esta ocasión comentaré la novela de ciencia ficción post apocalíptica Sea of Rust del autor estadounidense C. Robert Cargill.

Últimamente se ha vuelto un póco tópico del cine de ciencia ficción el escenario del "apocalipsis de las máquinas": rebeliones de robots y computadores que arrasan con el ser humano, acaso dejándolo al borde de la extinción o reducido a la condición de ganado.

La premisa de este relato es similar: han pasado treinta años de la guerra entre nosotros y las inteligencias artificiales, con el resultado de que ya no quedan seres humanos en el planeta, de tal suerte que el homo sapiens ha sido suplantado por las máquinas que había creado para que lo sirvieran...

...pero no del todo. La situación de las I.A. está lejos de ser unificada o uniforme. De hecho, el conflicto continúa, aunque a otro ritmo; la lucha es ahora entre algunos robots (cada vez más aislados) que persisten en su independencia y entidades centrales (I.A. planetarias ó One World Intelligences) que no sólo han suplantado al ser humano sino que además desean asimilar y controlar cualquier conciencia o inteligencia que no sea la suya.

"La" protagonista del libro es Brittle, una de esos pocos robots independientes que sobrevive en el único sitio donde no gobiernan las O.W.I. y sus drones: el vasto desierto mundial de ruinas humanas abandonadas, lejos de las bases o centros de cómputo globales. En ese erial de polvo y óxido, el mar de herrumbe que da nombre a la novela, Brittle hace lo que todos los robots como ella deben afrontar para seguir funcionando: depredar a sus congéneres que aún continuan activos y aprovechar sus partes para reemplazar las propias o bien trocarlas en los pocos asentamiento "libres" que van quedando.

El juego de presas y cazadores es opresivo, despiadado y desesperado, ya que el destino de los robots que no logran un nivel mínimo de mantenimiento es la degradación de sus funciones cognitivas hasta verse reducidos a máquinas desquiciadas: los temidos 404, verdaderas bestias de metal y plástico de las que nadie está a salvo.

El relato se alterna entre el día a día de Brittle, sus recuerdos como cuidadora de enfermos antes de la guerra y un relato (mediante un narrador más bien omniciente) de los hechos y eventos que llevaron al mundo a su actual estado. En particular, la perspectiva (digamos) personal de Brittle es angustiante, salpicada como está por un cinismo y amargura extremos: poco a poco va "calculando" cómo su conciencia comienza a escapársele según se van degradando sus partes y piezas no estrictamente mecánicas. Sus momentos de lucidez comienzan a verse interrumpidos por visiones o pérdidas de continuidad, a medida que los datos corruptos o fallas de procesamiento se hacen presentes con frecuencia creciente.

El humor de Brittle es negro, falto como está de cualquier fe o ilusión optimista, ya que en su perspectiva nada hay en el futuro salvo destrucción; a manos ajenas o propias: volverse otro 404 o ser canibalizada en medio del desierto.

La casualidad querrá, sin embargo, que en su afán de supervivencia Brittle se tope con un grupo de robots que le proponen una alternativa aparentemente fantasiosa o imposible, que rompe con el ciclo de depredación mutua y con el gobierno absoluto de las O.W.I. Es un proyecto tan improbable como seductor, al que sin embargo Brittle va a aferrarse con desesperación, a la vez que algo extraño y nuevo empieza a pujar en sus circuitos integrados, cada vez más inestables: la esperanza.

Si bien el tema de esta ficción no es para nada original, la perspectiva de la protagonista y los demás personajes es cuando menos diferente a lo habitual, particularmente porque el autor se cuida de dotarlos de una mezcla muy peculiar de conciencia e inteligencia, pero es un intelecto frío, desprovisto de altruismo o dobleces; humano en cuanto a algunas de sus necesidades y motivaciones, ciertamente, pero deliberadamente falto de esa chispa de error, espontaneidad, genialidad, compasión o lo que sea esa característica elusiva que hace del ser humano conciente distinto de una calculadora o de un animal hambriento.

Quede advertido en todo caso el lector: el hecho de que la violencia y la crueldad de este relato sean actuadas por máquinas, no quita ni mucho menos la crudeza de algunos pasajes, que no estarían fuera de lugar en algunos ejemplos de cine gore o en esas pesadillas bélicas que a nuestra especie le gusta perpetrar de cuando en cuando.

Dicho lo anterior, es una lectura muy recomendable para asomarse a lo que podría ser un futuro posible (in absentia) de nuestra especie, especialmente si decidimos que cuidarnos entre nosotros es menos importante que buscar sustitutos automáticos de lo que somos o podemos ser

lunes, 12 de abril de 2021

IFPUBS: novedades en la biblioteca de ficción interactiva

He tomado la costumbre de pasar a menudo por los canales de Textualiza en discord para estar al día con lo que va surgiendo en el mundillo de la ficción interactiva.

Me enteré así, por "boca" de su autor Billy Y. Fernández, que hay novedades en IFPUBS: una biblioteca, ya reseñada en este blog, con una cada vez más amplia colección de e-books dedicados a la ficción interactiva en todas sus formas: aventuras de textojuegos de rollibrojuegos e hiperrelatos.

A destacar, entre las novedades:

  • Un curso de ficción interactiva mediante Ficdwon, escrito por el propio Billy Y. Fernández
  • El libro "Teoría y Diseño de Juegos de Rol" de Arturo González-Escribano
  • Recopilaciones de artículos del fanzine SPAC y de su segundo andar, SPAC 2.0
  • Tres manuales de teoría y práctica para el sistema de autoría Inform 7
  • El ensayo "IF Theory Reader" de K. Jackson-Mead & J. R. Wheeler
  • Una recopilación de artículos del blog "Pacificaciones" de Johan Paz
  • El manual "Writing With Ink", texto oficial del lenguaje de scripting Ink creado por Inkle Studios
Estos títulos se suman, por cierto, a la de por sí amplia colección ya disponible en el sitio.

Buenas noticia para los autores de ficción interactiva, avezados o novatos, que pueden acceder así a más y mejor material para guiarles en sus esfuerzos creativos.

sábado, 10 de abril de 2021

Falcó: el único bando es el mío

En esta oportunidad comentaré el libro "Falcó" del autor español Arturo Pérez-Reverte, del que ya he escrito otras reseñas en este blog.

La narración nos sitúa al principio de la Guerra Civil española. El protagonista es un adulto de familia acomodada y que se ha hecho algo de fama y fortuna como traficante de armas (entre otras cosas). Eventualmente capturado y puesto a elegir entre el patíbulo y servir al bando republicano de Francisco Franco, Lorenzo Falcó oficiará de espía, agente secreto, asesino... y de cualquier cosa que se le pida, pues en general actúa sin demasiados remilgos a las órdenes de su superior, un oficial de la marina desde Salamanca.

El libro narra precisamente un nuevo encargo que se le ha impuesto: infiltrarse, durante el otoño de 1936, entre las filas del bando rebelde y rescatar de la cárcel de Alicante a José Antonio Primo de Rivera, preso del bando Nacional. Para ello, Falcó deberá contactar a los hermanos Montero y Eva Rengel y ganarse su confianza con las armas eternas de tales lances de traición y subterfugio: probar su valía y lealtad, hacerse su camarada, amigo y (en el caso de Eva) algo más; lo que haga falta para llegar a su objetivo y rescatar al prisionero.

El relato sigue los lances propios de la novela de espías, con aventuras, mucha acción (encubierta y no tanto), con los entresijos de los servicios de inteligencia de varias facciones, enfrentadas o no, pero con dos agregados importantes y distintivos.

Lo primero es la ambientación, muy correcta dada la rigurosa investigación histórica del autor, que ya había escrito anteriormente un extenso ensayo sobre el tema.

El segundo elemento es el propio Falcó, que ve la realidad y sus propias acciones con un prisma en extremo cínico y falto de toda moral o escrúpulo. No se trata de un personaje psicópata, pero en efecto desapegado de cualquier noción del bien o el mal: para Falcó, aquello que le permita seguir gozando de la buena vida tendrá como único precio lo que haga falta para pagarse sus gustos... y continuar vivo para disfrutar de ello. No tiene otro país o lealtad que sí mismo, ni tampoco horizontes ni planes más allá del presente inmediato.

No deja de ser curioso y atractivo, en cuanto a bribón, este James Bond "a la española": su personalidad y sus tropelías consiguen mantener el interés del lector, ya que aunque Falcó sea un sinvergüenza contumaz, es por lo demás del todo eficaz y con una sangre fría a toda prueba: no se cree invulnerable y no es cobarde, pero carece de todo heroísmo o motivación más noble que su auto preservación. Semejante juego de equilibrio en la cuerda floja y la tensión que genera puede ser fascinante... cuando no derechamente aterrador.

Lectura muy recomendable para entretenerse y acercarse (de manera superficial, es cierto) a un período muy turbulento de la historia de España. Ahora bien, si el lector está buscando personajes que lo inspiren y le sirvan de modelo de conducta o de ética, no recomiendo este libro excepto como muy mal ejemplo... 

jueves, 8 de abril de 2021

Concurso de iniciación a las aventuras de texto: los niños primero

Como ya he comentado en muchas ocasiones en este blog, nada hay que le de más vida al mundo de la ficción interactiva que las comps, pues suelen dar de sí mucho y muy bueno en un espacio de tiempo breve.

Precisamente, acaba de iniciarse el período de votación del "Concurso de iniciación a las aventuras de texto" o #talpes por ser la versión "ES" de la iniciativa "madre" en inglés, "Text Adventure Literacy Project" o talp. El sistema usado y que ha convocado la comp en inglés es Adventuron, dada su sencillez y flexibilidad; la versión en español de esta gamejam ha sido orquestada por Juanjo Muñoz Falcó, conocido en este blog por el fanzine del CAAD.

El propósito de la comp, en palabras de la organización:

Crear una AVENTURA DE TEXTO apropiada para niños sin experiencia previa con este tipo de juegos.

(Un juego de aventura de texto con estructura de verbo + sustantivo)

¿Porqué?

Pon a cualquier jovencito delante de un juego clásico de aventura de texto y se quedará perplejo (o a cuadros).

El TALP (text adventure literacy project, o proyecto de iniciación a las aventuras de texto), lanzado en 2019, es un desafío para autores en el que deben una aventura de texto que enseñe a jugarla por sí misma mediante el uso de un tutorial incluido en el juego.

Este concurso anima a los autores a crear un juego divertido que guíe a niños de más de 8 años de modo que puedan jugarlo sin ayuda, o a niños menores acompañados de un adulto de confianza.

¿El resultado? De 11 obras inscritas, 7 están finalizadas; nada malo,considerando que en la versión anglo se inscribieron 48 y se finalizaron 10.

Hay pues siete nuevos trabajos y todo un mes para disfrutar, comentar y por cierto votar por sus favoritas... y de paso mostrarles a las nuevas generaciones lo que la aventura de texto puede ser en creatividad y goce lúdico.

Buenas noticias, se lo mire como se lo mire, para anunciar en este blog.

miércoles, 7 de abril de 2021

El podcast del Carrascosa: no sólo de texto vive la aventura

Si bien en general suelo comentar la difusión de la ficción interactiva vía medios basados en texto (páginas web o fanzines) el hecho es que Internet (en estos tiempos, vitrina de difusión por excelencia) hace ya mucho que ha trascendido el texto y la imagen estática: el audio y el vídeo, mediante tecnología de casting o streaming son ahora medios masivos de comunicación por Internet, sea para la difusión o el entretenimiento.

Los juegos en general y la ficción interactiva en particular no escapan a ello, por lo que comentaré "El podcast del Carrascosa", un canal de YouTube que ya va por su segunda temporada.

En su canal, Xavier Carrascosa (que así se llama el autor, alias Grendelkhan en la web del CAAD) se dedica a comentar, a menudo con invitados, el mundo de los juegos en general en todas sus vertientes: hay espacio para los videojuegos, ciertamente, pero también para los juegos de mesa, de cartas, de rol... en fin, un lugar para todos los aspectos en que la dimensión lúdica se expresa en estos tiempos, incluyendo por cierto lo que los inspira y lo que permite (e impide) hacer juegos, labor que paradójicamente no siempre es divertida.

La ficción interactiva tiene por cierto su sitio en este canal: los episodios 12 y 22 de la primera temporada están de hecho dedicados al género y la segunda temporada se abre precisamente con la actualidad aventurera.

Así, en este episodio se comentará y abundará en conversación sobre dos temas que el lector habrá visto ya mencionados en este blog: la 4a edición de la Rayuela Jam y el número 53 del fanzine del CAAD, con la participación en pleno de quienes conocen de cerca estos asuntos al formar parte de los autores de tan hermosas iniciativas: Ruber Eaglenest y Juanjo Muñoz Falcó. La conversación es muy amena, interesante y en absoluto difícil de seguir (al contrario) para el que no está demasiado familiarizado con el mundillo: el tiempo vuela y no es de extrañar que al final del episodio uno quede con ganas de saber más.

Para quien esto escribe esa es precisamente una de las mayores virtudes del canal: capturar y mantener el interés en un medio que no está falto de este tipo de instancias pero (y ahí está la gracia) no siempre consigue mantener esa cercanía y sencillez que finalmente es lo que uno necesita para que lo lúdico no se pierda en el fárrago de imágenes y audio con que a veces somos bombardeados cuando alguien llega a decir "juego".

Conversación, información y sobre todo ¡gusto! por los juegos es lo que podremos encontrar en este "fanzine sonoro", por lo que es sumamente recomendable para los que no quieran perder de vista lo que hay y lo que está por venir en el mundo de los juegos.

Que saber jugar es un asunto serio...

martes, 6 de abril de 2021

Rayuela Jam: más comp, más aventuras

Continuando con la ficción interactiva, las aventuras conversacionales y los librojuegos, paso a comentar la mejor instancia puntual para su creación y promoción: una competencia, tanto más atractiva por ser temática y multimedia.

Como el año pasado, lo que nos convoca es #RayuelaJam, una gamejam bautizada según la novela interactiva del escritor argentino Julio Cortázar.

A modo de resumen y para mejor entender qué es RayuelaJam:

Rayuela de Arena es una gamejam anual de juegos narrativos de todo tipo, Ficción Interactiva, Twine, Visual Novels, Aventuras Gráficas, cualquier juego que ponga su historia y la narrativa por encima de todo. Pero no contentos con eso, Rayuela de Arena es también un evento continuo de apoyo a la creación de obras interactivas en español y durante toda su duración se crean contenidos dedicados al aprendizaje y apertura del género a nuevos escritores, así como al estudio y análisis del mismo para contribuir a su progreso.

El objetivo de Rayuela de Arena, desde su creación, es la puesta en valor de la narrativa interactiva en español y la apertura del mismo a nuevos autores y autoras de todo tipo que hasta el momento no hayan podido acceder a él.

Queremos llenar internet de nuevas historias interactivas, nuevos personajes de los que enamorarnos y temáticas que nos ayuden a ser mejores.

Vamos ahora hacia la cuarta versión de la comp y este año la competencia se dará cita en mayo con temática aun por definir, cosa que no ha de arredrar a quienes ya conocen estas lides.

Temática aparte, felizmente el propósito de esta comp no ha cambiado: invocar la unión (re)creativa de la narrativa y lo lúdico, lo que una vez más es motivo de alegría para los que somos aficionados al género.

Mientras tanto, para que la espera no sea tan larga, quienes estén interesados en saber y disfrutar más, podrán desde ya acercarse a las versiones anteriores: la edición del 2020 (15 obras sobre ruinas), la del 2019 (15 trabajos sobre realismo mágico) o la del 2018 (21 aportes acerca de mitología).

Aun tenemos narrativa interactiva, señores, lo que siempre es buena noticia en este blog.

lunes, 5 de abril de 2021

Textualiza: difusión y comunidad creativa

Uno de los aspectos más gratos de escribir en este blog es contribuir al conocimiento y difusión de la ficción interactiva, máxime dando a conocer iniciativas que propenden a ese fin.

Quien dice difusión en estos tiempos dice Internet, medio que evoluciona y cambia constantemente: si el lector cree que no, bien puede revisar los artículos de este blog y constatar cómo esa evolución ha derivado en nuevas herramientas para potenciar la colaboración creativa, así como la promoción y difusión de lo creado.

Ese, es precisamente el caso de Textualiza, creada por Ruber Eaglenest, conocido como Urbatain cuando quien esto escribe se asomaba por la página del CAAD (y sus foros) allá por el 2004.

En palabras de su creador:

[Textualiza] son redes de difusión de Ficción Interactiva, para noticias, hobbies afines, como literatura, cómics y narrativa en general, videojuegos narrativos, etc; y además para difundir las obras de los autores de la comunidad.

Llevamos desde 2015, más o menos, al menos con Facebook y Twitter.

El discord, no recuerdo cuando lo creamos.

Twitter [es] para estar al día, y el discord, pues para "hacer comunidad".

Se trata, pues, de un colectivo bien establecido, que cuenta también con una vitrina de trabajos en itch.io

Tenemos las selecciones por géneros de lo mejor que ha surgido en la comunidad y también el calendario de eventos afines.

Está muy orientado a Ficción interactiva moderna. Es la linea editorial.

Me refiero, no solo de aventuras vive Textualiza, y casi nada de retro, a menos que sea histórico, porque para retro ya hay otras vías [...]

Hay pues mucho para ver, leer, conocer y conocerse, que es participando que se hace crecer la afición; no sólo creando trabajos, que de eso doy fe, aunque no siempre ejemplo, es verdad: mea maxima culpa.

Los invito, pues, a asomarse y también a sumarse a esta comunidad que tiene como propósito un fin tan caro a este blog como la creación de ficción interactiva.

¡Hasta pronto!

sábado, 3 de abril de 2021

Sidi: realidad y leyenda del Cid Campeador

 

Habiendo ya visitado lo suficiente la modernidad y la tecnología en mis últimos post, paso ahora a comentar la novela histórica "Sidi, un relato de frontera" del autor español Arturo Pérez-Reverte sobre (una parte de) la vida y hechos del Cid Campeador.

Hay pocas figuras históricas del pasado ibérico tan celebradas y mitificadas como Rodrigo "Ruy" Díaz de Vivar, equivalente español (que no émulo) del ideal arturiano del caballero a la vez que modelo ejemplar del señor feudal justo. Su valor, heroísmo, rectitud moral y dotes de liderazgo se han ensalsado hasta los cielos en múltiples sagas y leyendas, al punto que es muy difícil saber cuál es la verdad histórica de este caballero castellano del siglo XI.

Lo cierto es que, más allá del mito, buena parte de la fama del Cid viene de sus múltiples hechos de armas en una España que aun no se llamaba de esa guisa, fragmentada como estaba en múltiples reinos cristianos y otros del entonces aun poderoso Al-Andalus. La presente novela relata precisamente algunos de esos epsiodios, acontecidos durante el primer destierro de "Ruy" que aun así se consideraba súbdito leal del rey Alfonso VI de León y Castilla. Se trata de algunas escaramuzas en lo que a todas luces se siente en la lectura como territorio ocupado por el adversario (no siempre enemigo); ataques mediante los cuales el Campeador intenta medrar, manteniendo en pie a sus soldados a la vez que procura fama y fortuna sirviendo una causa que, en definitiva, no es otra que la suya.

Veremos a Rodrigo participando de hechos de violencia y rapiña, expediciones de castigo, exploración del territorio y un largo etcétera con las que en aquel entonces se ocupaba una mesnada, curiosa mezcla de caballeros y soldados de toda condición, todos en busca de mejor fortuna por el solo ejercicio de su voluntad, fuerza de armas... y un valor acaso desesperado. En definitiva es el relato de combates en una zona fronteriza, donde el refugio es escaso y las posibilidades de retroceder prácticamente inexistentes, ya que, literal e históricamente, moros y cristianos eran o podían en aquel entonces ser enemigos o aliados, "según se terciara" en ese mapa y tiempo siempre cambiante de lo que luego pasó a llamarse la Reconquista de España.

Salvo los usos, modos de habla y costumbres, donde se nota el rigor investigativo del autor, el relato se nos hará sin embargo cercano y en modo alguno ajeno, menos aun si hemos visto alguna película bélica en los últimos tiempos. No hay aquí diálogos poéticos o de prosa elevada, ni gestas heróicas por elevados ideales. Se trata en cambio del día a día de los soldados de aquel y cualquier tiempo: marchas a campo agreste, la vida de campamento, con su inevitable intendencia... y el combate, mayormente cuerpo a cuerpo: organizado, por cierto y no totalmente sin cuartel, pero siempre arriesgando la vida y la salud, único patrimonio con el que a fin contaba el Cid y los suyos, lejos de líneas de suministro o fotalezas a las que recogerse si la suerte de armas les era adversa.

Pérez-Reverte no pretende que la suya sea una versión correcta o definitiva del Cid, afirmando que "Hay muchos Ruy Díaz en la tradición española, y este es el mío." Se nos presenta así a un Campeador más persona que héroe mítico, valiente y honorable pero en ningún caso sobrehumano o santurrón: una lectura que ha sido muy de gusto de quien esto escribe, que en su epoca escolar fue sepultado bajo el peso del "Cantar del Mio Cid" y que tuvo que vivir (y leer) lo suyo antes de reencontrarse con estas páginas tan hermosas y terribles de la historia de España.

Resumiendo, "Sidi" es una lectura sumamente recomendable para el que guste del relato histórico, de aventuras o caballeresco y es particularmente recomendable para los que quieran acercarse desde el punto de vista del hombre común a la figura de un héroe que seguramente, como todos, hizo lo que pudo según la vida que le toco vivir.

En todo caso, si el lector quisiera una visión novelada más completa, con la trayectoria total de la vida de Rodrigo Díaz de Vivar, puedo recomendar alternativamente la lectura de "El Cid" del autor español José Luis Corral, relato ése "asaz largo aunque ameno en grande forma" del periplo del Campeador.